Sobre mí

Soy consultor en telecomunicaciones y vivo junto a mi familia en una población costera cerca de Barcelona. Nací en la República Dominicana, rodeado de vibrantes colores, personajes pintorescos y una isla llena de paisajes impresionantes. Un paraíso para cualquier fotógrafo que no aproveché. Llegué a España en 1992 y en 2007 recibí como regalo de empresa una DSLR de introducción que activó mi curiosidad. Como a muchos nos pasa, tenía muy poco tiempo para practicar, así que me pasé varios años realizando cursos online. En diciembre del 2013 compré mi primera cámara y un uso más frecuente encendió mi pasión por la fotografía. Descubrí que el retrato y el paisaje eran los dos géneros que me apasionaban. En cuanto mis expectativas crecieron, la dificultad de trabajar en estudio con iluminación controlada y la imposibilidad de viajar para disfrutar de grandes paisajes casi me hacen tirar la toalla.

Justo antes de vender todo mi equipo, participé en mi primer Photowalk . Allí supe que había encontrado un camino viable: la fotografía de calle.

En el recorrido se mezclaron retrato y paisaje urbano sin límites. Aquí ya no tenía excusas para no hacer fotos: en los descansos del trabajo, en los mercadillos de la zona, en las fiestas populares y sobretodo… paseando a mi perro!

La fotografía de calle es un género apasionante pero muy exigente. Para capturar ese “momento decisivo” que trasmita emoción hay que estar muy despierto para controlar las muchas variables de unas calles de condiciones continuamente cambiantes. Conseguir una buena exposición, un sujeto bien enfocado, un fondo limpio y un buen encuadre es una tarea muy complicada. Si a esto le añades trabajar con focales fijas como yo, ya puedes comenzar a mover esas piernas si quieres realizar una buena captura.

Espero que mi portafolio muestre mi visión sobre nuestra vida en sociedad fuera del confort de nuestros hogares y transmita emociones que movieron mi alma en muchas de estas fotografías.